Tucumán firmó convenios con la Nación para el desarrollo alimentario

Jaldo, firmó junto a Filmus, Lichtmajer y funcionarios nacionales y provinciales, un convenio para el desarrollo alimentario.

El gobernador, Osvaldo Jaldo, firmó ayer una serie de convenios con el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Daniel Filmus, para la cooperación científica. Además también se rubricaron dos convenios más que involucran al ministerio de Educación, al Conicet, a la Municipalidad de Aguilares, a ATSA y al Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

Del acto, que se realizó en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, también participaron el titular de la cartera Educativa, Juan Pablo Lichtmajer, el vicegobernador, Sergio Mansilla, el vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado, el ministro de Salud Pública, Luis Medina Ruiz, la intendenta de Aguilares, Elia Fernández, el subsecretario de la Sidetec, Roberto Tagashira, la secretaria de Federalización de la Ciencia, Elisa Colombo,  la presidenta del Conicet, Ana María Franchi, el subsecretario General de la Gobernación, Pedro Sandili

El primer convenio «tripartito de cooperación científica y educativa para el desarrollo alimentario» se sucribió entre el Gobierno de la Provincia de Tucumán, el Ministerio de Educación de la Nación y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación.

En el,  las partes se comprometen a articular acciones para el desarrollo de programas de investigación y extensión que contribuyan a la mejora en los valores nutricionales y los costos de los alimentos que se distribuyen en comedores escolares de la Provincia de Tucumán, a través de la incorporación de ingredientes de alto valor nutricional obtenidos a partir de productos agrícolas locales, lo que constituirá un aporte científico, tecnológico y social al Plan Argentina contra el Hambre.

«Este convenio tiene que ver con la niñez tucumana y la escolaridad, que es el gran desafío que tenemos después de esta pandemia: que los chicos vuelvan a la escuela, y no solo eso, sino que puedan aprender, y para eso es necesario que tengan una buena alimentación, una buena nutrición, y este convenio entre el ministerio de Educación, Ciencia y Técnica y el Gobierno apunta a eso, mejorar la alimentación para la niñez que están en diferente situación a nivel escolar», comentó Jaldo.

Por otro lado el mandatario tucumano agradeció al Gobierno Nacional «por el federalismo» y agregó que «Tucumán perdió bastante tiempo con gestiones anteriores y hoy podemos demostrar con hechos concretos que el Gobierno Nacional mira al interior, mira al norte y a nuestra provincia».

En tanto Filmus explicó que «el tema nutricional para nosotros es una preocupación central. Se trata de un aporte de la ciencia y tecnología para que todos los chicos puedan aprenden todo aquello que el sistema educativo promete enseñarle. El tema de la nutrición es un tema central, un chico que no come y no recibe la dieta necesaria, es un chico que no está en condiciones de prestar atención y tener regularidad en la escolaridad».

En cuanto a los otros convenios Filmus agregó: «También decimos que la nueva ley de financiamiento de la ciencia y la tecnología tiene recursos especiales para federalizar la ciencia que hoy está muy centralizada en algunas jurisdicciones. Vamos a hacer un esfuerzo enorme para que el NOA, y en especial Tucumán tenga los recursos necesarios para desarrollar oportunidades científicas y tecnológicas que de trabajo a los tucumanos y tucumanas. Y de esta forma agregar valor a la producción que tiene Tucumán».

Franchi por su parte señaló al  convenio como «virtuoso donde dos ministerios nacionales se unen a la Provincia y a trabajos que vienen realizando investigadores del Conicet, algo que comenzó hace dos años y que está próximo a concretarse: alimentos que mejoren la salud de los niños; un adelanto científico y tecnológico que apunta a la salud y a la educación porque si los niños están bien alimentados faltan menos a clases, es decir apuntamos a problemas graves que tenemos hoy en la sociedad».

Finalmente Lichtmajer añadió se trata de un trabajo «de todos juntos para luchar contra el hambre, desarrollando tecnología y ciencia aplicada a mejorar la vida de las personas. Se trata de productos alimentarios de alto valor nutricional que van a llegar a las escuelas tucumanas, para que las escuelas sean también el cuidado de la alimentación de los niños y niñas, en la búsqueda de un país que tenga soberanía alimentaria y políticas públicas federales».

Por otro lado se firmaron dos convenios más, en la persona del ministro de Educación, entre la cartera que conduce y el Conicet, que establece un acuerdo de comodato en el cual «el primero cede al segundo el uso por 30 años de un Extrusor BRONTO E-250-S con tablero y motor de 50 caballos de fuerza, y una Prensa GX-130 cuatro etapas con motor de 25 caballos de fuerza. El equipamiento será aplicado a los proyectos de investigación enmarcados en el convenio tripartito de cooperación científica y educativa para el desarrollo alimentario».

Mientras que el último se rubrica entre el Ministerio de Educación, el INET, la Municipalidad de Aguilares y ATSA para la implementación de las tecnicaturas superiores de Laboratorio de Análisis Clínicos y de Diagnóstico por Imágenes en la ciudad del sur provincial.

 

Compartir: