La industria tuvo subas históricas en diciembre

 

Para la gran mayoría del complejo industrial, diciembre de 2021 fue el mejor en al menos cuatro años. Los despachos de cemento, la industria fabricante de bebidas y las cantidades importadas de bienes de capital son algunos ejemplos, en una lista de sectores productivos que incluye varios records históricos, según el último informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).

De 14 sectores industriales, 12 consumieron más energía en diciembre de 2021 que dos años atrás. Entre ellos están, metales básicos (73,6 por ciento, dato consistente con la suba del 31,4 por ciento en la producción de acero crudo, que tuvo el mejor diciembre desde 2014), automotriz (37,2 por ciento, que con 39.849 unidades tuvo el mejor diciembre desde 2016), metalmecánica (23,2 por ciento, fundamentalmente por la suba del 41,7 por ciento de maquinaria y equipo) y minerales no metálicos (16,5 por ciento), con la preponderancia de los despachos de cemento, que crecieron 39,9 por ciento contra 2019 y, como se mencionó, señalaron el mejor diciembre de la historia.

Las industrias textil y automotriz alcanzaron niveles similares a los de mayo de 2018. Algo similar ocurrió con los productos de caucho y plástico y las sustancias químicas, que sostuvieron niveles comparables con la primera mitad de 2018 durante buena parte de 2021. En tanto, la metalmecánica y los minerales no metálicos se posicionaron en diciembre en niveles similares a los del segundo semestre de 2017 y los metales básicos tuvieron un desempeño destacado y alcanzaron su máximo desde mediados de 2015.

El notable desempeño en el sector automotor es una variable relevante para explicar por qué la recuperación del conjunto de la industria manufacturera fue de las más aceleradas del mundo el año pasado (6,4 por ciento contra 2019 en el período enero-noviembre, y 7 por ciento según el dato adelantado de diciembre), por detrás de China, pero por encima de los países de la región, los de Europa Occidental, India, Japón y Estados Unidos.

De acuerdo al índice adelantado de producción industrial que realiza el CEP, que toma como insumo el consumo de energía en las plantas industriales, en diciembre el sector fabril operó por encima de los tres años previos. Las expansiones fueron de 14,9 por ciento respecto del mismo período de 2018, de 13,3 por ciento en comparación con igual mes de 2019 y de 7,6 por ciento contra diciembre de 2020.

Asimismo, de 1.061 plantas industriales, 653 (el 61,5 por ciento) consumieron más energía en diciembre de 2021 que en mismo período de 2019.

Las cantidades importadas de bienes también tuvieron una remarcable recuperación el año pasado, ubicándose 16,2 por ciento por encima de 2019. En diciembre las importaciones de bienes de capital crecieron 95,3 por ciento frente al mismo mes de aquel año y 45,5 por ciento en comparación con 2020.

Otro sector que presentó grandes mejoras fue el des fabricante de bebidas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), las ventas totales de vino al exterior cerraron 2021 en 891,5 millones de dólares. De esa forma, quedaron por debajo del récord de 2012, pero crecieron respecto a los últimos años. Jugaron un rol importante para esa buena performance la baja y eliminación de retenciones a pymes, la suba de los reintegros de exportación implementada a fines de 2020, entre otras medidas tendientes a promover el comercio exterior.

A nivel sectorial, y al igual que con la actividad económica, la recuperación del empleo ha sido heterogénea. De 16 sectores, 7 ya superaron los registros previos a la pandemia, sobresaliendo pesca (+6,5 por ciento), administración pública y defensa (+2,3 por ciento), salud y servicios sociales (+2,2 por ciento), electricidad, gas y agua (+1,7 por ciento) y la industria (+1,2 por ciento).

Por el contrario, las ramas que más se retrajeron fueron hoteles y restaurantes (-17,4 por ciento), servicio doméstico (-10,7 por ciento) y transporte y comunicaciones (-4,9 por ciento por ciento. Estas tres ramas habían estado entre las de mayores contracciones en 2020, y si bien se han recuperado en el tercer trimestre, todavía estaban -sumadas- 367.000 puestos de trabajo por debajo de fines de 2019. En pocas palabras, si el empleo en su conjunto no retornó aún a niveles de prepandemia, ello se explica íntegramente por estos tres sectores.

Compartir: