AFIP retoma las ejecuciones de deudas fiscales

 

En el marco del proceso de recuperación de la economía y tras un proceso de vacunación que permitió la normalización de actividades, la Adminitración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), anunció que desde febrero volverán, de manera gradual, las ejecuciones de deudas fiscales.

El organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont detalló que las ejecuciones a este tipo de deudores habían estado suspendidas «durante 19 meses como parte de las herramientas implementadas para amortiguar los efectos económicos de la pandemia del COVID-19». Y aclaron que «a lo largo de ese período, la AFIP puso a disposición de los contribuyentes distintas herramientas que permitieron avanzar en la regularización de pasivos acumulados como consecuencia de la crisis del gobierno anterior así como resultado de la irrupción de la pandemia».

En ese contexto, el fisco consideró que «en línea con el proceso de recuperación económica que experimenta el país y con el objetivo de proteger el interés fiscal, el organismo retomará a partir de febrero las ejecuciones fiscales de contribuyentes morosos. El proceso se hará en forma gradual».

Además, recordaron que «los contribuyentes en esa situación todavía pueden regularizar sus pasivos impagos a través de la nueva moratoria y los planes permanentes de pagos. En ese sentido, enfatizaron que antes de llegar a la instancia de ejecución los contribuyentes fueron intimados y notificados por la AFIP en reiteradas oportunidades».

A quiénes alcanza

Fuentes del organismo recaudador afirmaron que «el proceso de ejecuciones fiscales comenzará a principios de febrero con los contribuyentes más riesgosos que acumularon las deudas impagas más elevadas». La referencia es para un universo de alrededor de 100.000 contribuyentes que acumularon deudas impagas en situación de ejecución fiscal por más de 160 mil millones de pesos.

En AFIP destacan, de todos modos, que la situación no es novedosa para los contribuyentes intimados. Enfatizaron que, a lo largo del último año y medio, todos ellos fueron notificados en reiteradas oportunidades sobre su situación a través del Domicilio Fiscal Electrónico.

Asimismo, recordaron que el gobierno puso a disposición distintas herramientas para facilitar la regularización de deudas impagas. Por eso, antes de comenzar con el proceso formal de las ejecuciones fiscales, la AFIP realizó una nueva comunicación con ese universo de contribuyentes para informarles sobre las herramientas disponibles.

“Le recordamos que el 31 de enero de 2022 finaliza el plazo de suspensión de las ejecuciones fiscales dispuesto como parte de las herramientas implementadas para amortiguar los efectos económicos de la pandemia del COVID-19. Por ello, a partir del 1 de febrero de 2022 su deuda estará en condiciones de ser ejecutada judicialmente”, sostiene la inducción remitida por la AFIP.

Las herramientas para regularizar

Para poder poner en regla las deudas que se vencieron, el ente recaudador detalló dos vías abiertas a los contribuyentes:

1. La moratoria-Ley de Alivio Fiscal: Permite regularizar obligaciones tributarias, aduaneras y de la seguridad social vencidas al 31 de agosto de 2021, así como las infracciones relacionadas a dichas deudas. La moratoria ofrece la posibilidad de cancelar las deudas en hasta 120 cuotas. La adhesión está habilitada hasta el 15 de marzo de 2022.

2. El Plan de Facilidades de Pago Permanente: Permite regularizar las obligaciones tributarias, aduaneras y de la seguridad social vencidas con posterioridad al 31 de agosto de 2021. El plan contempla un máximo de 8 cuotas y la posibilidad de que cada contribuyente elabore 6 planes.

Compartir: