El Presidente Alberto Fernández convocó a sesiones extraordinarias

 

El gobierno nacional convocó finalmente a sesiones extraordinarias en el Congreso de la Nación a partir del 1° de febrero. Luego de varias semanas de idas y vueltas, el Ejecutivo envió un temario de 18 proyectos al Congreso y oficializó la convocatoria, que será publicada formalmente el miércoles en el Boletín Oficial. Las dos principales iniciativas que se debatirán este verano serán la reforma del Consejo de la Magistratura –que deberá resolver el escenario de incertidumbre generado por el fallo de la Corte Suprema– y el Consenso Fiscal 2022. El resto de los proyectos giran esencialmente en torno a la reactivación productiva de la post pandemia, como la ley de Electromovilidad, la de Promoción de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal, la Automotriz o el Régimen de Fomento al Desarrollo Agroindustrial Federal. Fue incluida también en el temario la ley de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e ITS, fuertemente reclamada por varias organizaciones sociales. Quedó afuera, mientras tanto, el Plan Plurianual, que deberá esperar a que avancen las negociaciones con el FMI.

Serán 18 proyectos para 28 días. El llamado a extraordinarias, que se esperaba desde principio de mes, fue oficializado y el Congreso se prepara para retomar la actividad legislativa luego de un breve receso veraniego. El temario –delineado por el presidente Alberto Fernández y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra– es extenso, pero el oficialismo tiene la expectativa de poder comenzar con el tratamiento en comisiones la semana que viene. Para esto, primero, habrá que conformar las comisiones, lo cual no será sencillo dado el escenario de virtual paridad en ambas cámaras, especialmente en Diputados (en donde el Frente de Todos cuenta con 118 bancas y Juntos Por el Cambio con 116). En la Cámara Baja, las negociaciones estarán en manos de las diputadas oficialistas Paula Penacca y Cecilia Moreau.

La agenda del gobierno

Una de las principales ambiciones de Alberto Fernández para las extraordinarias es avanzar con la reforma del Consejo de la Magistratura. Con el fallo de la Corte Suprema presionando sobre su cabeza, el Congreso tiene hasta el 15 de abril para sancionar una nueva ley o deberá volver a su composición original de 20 integrantes. Frente a este panorama, el Ejecutivo pretende comenzar a debatir en febrero el proyecto que presentó hace un par de meses y que incrementa de 13 a 17 la composición del cuerpo, incorporando a un juez o jueza, dos abogades y algún representante del estamento académico.

Si bien el clima político parlamentario anticipa un escenario complicado, en Casa Rosada tienen la expectativa de que el apremio de la cuenta regresiva por el fallo de la Corte permita alcanzar acuerdos con la oposición. La experiencia de las últimas dos sesiones en la Diputados –la del Presupuesto y Bienes Personales–, sumado a la fallida reunión entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y las autoridades de Juntos Por el Cambio, dan cuenta de la tensa relación que atraviesan oficialismo y oposición. En principio, JxC no rechaza el proyecto del oficialismo pero muchas de sus principales espadas desconfían de las «intenciones» del FdT en los temas vinculados a la Justicia. El interbloque presentó varias iniciativas propias y tiene planeado presentar una propuesta unificada la semana que viene. «Va a ser un punteo de qué cosas debería incluir el proyecto para que salga. Hay temor respecto a una posible trampa en el proyecto del oficialismo, por lo que la idea es marcar un poco la cancha», indicaron desde el bloque radical a este diario.

Otro de los proyectos que encabeza el temario es el Consenso Fiscal 2022. La iniciativa, que faculta a las provincias a modificar impuestos, fue firmado por el Presidente y todes les gobernadores a fines del año pasado. El único que se abstuvo fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y se espera que el tratamiento del proyecto genere tensiones dentro de JxC. Esto se debe a que el interbloque opositor dará libertad de acción a sus legisladores y lo más probable es que que quienes responden a los gobernadores radicales acompañen el proyecto del oficialismo.

Otra de las prioridades legislativas del gobierno son los proyectos que tienen como objetivo reactivar la economía. Luego de varias deliberaciones, el temario de extraordinarias terminó incluyendo cinco proyectos: la Ley para el Desarrollo Agroindustrial, la de Electromovilidad, la de Industria Automotriz, la de Compre Argentino y la de Cannabis Medicinal y cáñamo industrial. Todos son apoyados por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y buscan apuntalar el crecimiento económico que se dio tras dejar atrás las principales restricciones sanitarias. El «Régimen de Fomento al Desarrollo Agroindustrial Federal, inclusivo, Sustentable y Exportador», por ejemplo, comprende una serie de beneficios impositivos y de promoción de inversiones para aumentar las exportaciones e impulsar el desarrollo del agro con cadena de valor agregado para generar puestos de trabajo. Lo mismo sucede con el proyecto de «Promoción de Inversiones en la Industria Automotriz». La de Cannabis, por otro lado, ya tiene media sanción en el Senado y busca crear un marco regulatorio para el desarrollo de la actividad.

Finalmente, el temario incluye la creación de Parques Nacionales en Córdoba y Río Negro, así como la creación de las universidades nacionales del Delta y Pilar. Fue incorporado, a su vez, la «Ley Nacional de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis Virales, Otras Infecciones de Transmisión Sexual y Tuberculosis», cuya inclusión fue celebrada por varios referentes sociales. El Plan Plurianual, mientras tanto, quedó afuera debido a que todavía no se cerró el acuerdo con el FMI. «Si llega a haber un acuerdo se puede ampliar el temario», advirtió, de todos modos, un diputados del FdT.

Compartir: