Autorizan a hacer home office desde la cárcel de Devoto

El servicio Penitenciario Federal deberá proveer la instalación para el teletrabajo de una persona privada de su libertad. (Fuente: Guadalupe Lombardo)
El servicio Penitenciario Federal deberá proveer la instalación para el teletrabajo de una persona privada de su libertad.

La extendida práctica del teletrabajo como consecuencia de las medidas preventivas por la pandemia de la covid-19 marcó el contexto para una «un caso sumamente excepcional» en el Complejo Penitenciario de Devoto: el Poder Judicial habilitó a un preso a tomar un empleo con modalidad «home office» desde la cárcel y ordenó al Servicio Penitenciario Federal (SPF), ofrecerla conexión a internet y capacitación. 

El beneficio se otorgó por pedido de la Defensa Pública Oficial y fue aceptado por la titular del Juzgado Nacional de Ejecución Penal Nº5, María Jimena Monsalve, quien valoró la solicitud del detenido, que recibió una oferta para trabajar en la empresa editorial IJ International Legal Group, con sede en Buenos Aires y presente en 18 países de habla hispana. 

De acuerdo a lo ordenado por Monsalve, el SPF deberá suministrar al condenado una conexión de internet estable, habilitar un día para que reciba la capacitación necesaria y asignarle un espacio adecuado para realizar el trabajo.  

Para argumentar el fallo, la jueza Monsalve se respaldó en las cifras del Sistema Nacional de Estadísticas de Ejecución Penal, que registraban un bajo porcentaje de acceso al empleo. Según las cifras oficiales, en 2020, el 47 por ciento de las personas privadas de libertad al momento de su ingreso no tenía ni oficio ni profesión; el 40 por ciento eran personas desocupadas; el 64 por ciento actualmente no accede a trabajo remunerado y casi un 90 por ciento no participó de algún programa de capacitación laboral.

Desde la Unidad de Letrados Móviles N°2, calificaron el ofrecimiento laboral como “un caso sumamente excepcional, en el que un actor privado pretende colaborar con el proceso de reinserción social de un detenido, brindándole una herramienta fundamental como lo es un trabajo remunerado». Por eso, en la presentación de la Defensa Pública Oficial, se planteó la necesidad de “arbitrar los medios necesarios” para no truncar esta posibilidad de inclusión laboral, que aparejará efectos beneficiosos para su proceso de reinserción social.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/386570-autorizan-a-hacer-home-office-desde-la-carcel-de-devoto

Compartir: