Avanza la sustitución de importaciones: Aumentó el desarrollo de proveedores locales

Queremos que se ample la cadena de produccin en motopartismo y autopartismo afirm Loustau
«Queremos que se amplíe la cadena de producción en motopartismo y autopartismo», afirmó Loustau

La formación de proveedores locales para abastecer a las industrias que producen en el país y así sustituir importaciones por insumos fabricados en la Argentina se aceleró durante la pandemia, como consecuencia de que tanto desde el Gobierno como del sector privado se pusieron en marcha programas para su desarrollo.

El Ministerio de Desarrollo Productivo, a través de la Subsecretaría de Industria, lanzó el año pasado el Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores, que en estos dos años destinó una asistencia financiera de $7.000 millones en Aportes No Reintegrables (ANR) y bonificación de tasa de interés a 230 empresas de distintos sectores.

Por su parte, empresas como la cadena de supermercados Carrefour y la productora de alimentos Nestlé cuentan con programas de desarrollo de proveedores locales para sustituir aquello que deben importar.

«A través del Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores el año pasado acompañamos a 160 empresas con ANR para que puedan adquirir y ampliar capacidades productivas, adquirir maquinaria, incorporar tecnología 4.0 por alrededor de $3.500 millones», indicó a Télam la subsecretaria de Industria, Julieta Loustau, quien destacó que «este año tenemos 170 proyectos por un monto similar».

Julieta Loustau Foto Pepe Mateos
Julieta Loustau.

La funcionaria señaló que el Programa «busca ampliar capacidades productivas de las empresas para sustituir importaciones a través de la maquinaria que tienen», y añadió que se busca «financiar sectores estratégicos, como todos los que tienen que ver con transporte ferroviario, naval y aeroespacial».

Además, subrayó que se incluyó «lo que hace a movilidad sustentable, ya sea para conformar nuevas empresas o para ampliar la producción de motos o bicis eléctricas».

«Queremos que se amplíe la cadena de producción en motopartismo y autopartismo», afirmó Loustau, quien remarcó que «hay otros sectores estratégicos, como quienes dan servicios a las compañías de minería e hidrocarburos».

Al respecto, señaló que este año la convocatoria al Programa incorporó «a la industria 4.0, es decir, algún tipo de tecnología para ampliar la robotización y la automatización en empresas, y maquinaria verde para hacer sustentable la producción».

«Otorgamos mayores puntos de bonificación a aquellos que incorporan tecnología verde y las empresas que brindan ese tipo de tecnología»

Julieta Loustau

Loustau puso de relieve que «el objetivo es desarrollar nuevos proveedores para aumentar las exportaciones y sustituir las importaciones».

«Este año incluimos cuestiones vinculadas con políticas de género, de inclusión hacia adentro de las empresas, que mejoran el puntaje de los proyectos que las incluyen. Y en el marco de lo que trabajamos desde el Ministerio, también otorgamos mayores puntos de bonificación a aquellos que incorporan tecnología verde y las empresas que brindan ese tipo de tecnología», destacó la funcionaria.

UN PROGRAMA QUE ALCANZA CADA VEZ A MÁS SECTORES ESTRATÉGICOS

El Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores incluyó este año a los sectores de salud, alimentos, minería, hidrocarburos, transporte ferroviario y naval; tecnología verde, industria 4.0, defensa y seguridad y agua y saneamiento.

Además se incorporaron productoras de bienes fundidos y forjados, que provean como mínimo a algunos de los sectores de energía (renovable y no renovable), ferroviario, transporte y movilidad eléctrica, minería (metalífera y litio), aeroespacial, naval (pesada y liviana), salud, nuclear, y bienes, servicios y tecnologías asociadas a las fuerzas de defensa y seguridad.

Los montos máximos en el marco de las convocatorias son para el sector de transporte ferroviario y naval, movilidad sustentable y aeroespacial, Aportes No Reintegrables (ANR) por $ 490 millones, y bonificación de tasa por $ 45 millones.

En el caso de los sectores de salud, y de minería e hidrocarburos, ANR por $ 400 millones, y subsidio de tasa por $ 45 millones; y para autopartismo y motopartismo, ANR por $ 250 millones y bonificación por $ 30 millones.

Del mismo modo, para las empresas de industria 4.0 hay ANR por $ 240 millones y subsidio de tasa por $ 25 millones; para tecnología verde, por $ 150 millones y $ 20 millones; y para defensa y seguridad y agua y saneamiento, por $ 100 millones y $ 10 millones.

Las empresas pueden pedir asistencia para adquisición de bienes de capital nuevos o sus partes nuevas de origen nacional o importado; construcción, reformas y modificaciones edilicias o de instalaciones en plantas industriales, que resulten necesarias a la incorporación de equipamiento; certificaciones, homologaciones, ensayos, estudios y análisis para la implementación de reformas productivas y desarrollo de productos.

También se contemplan inversiones que implementen tecnologías tales como inteligencia artificial, robótica e internet industrial, internet de las cosas, sensores, manufactura aditiva, realidad aumentada y virtual; y capital de trabajo, siempre que se encuentre asociado a la presentación de un proyecto que contemple un incremento de la producción o el empleo.

Los montos máximos por proyecto son de $ 80 millones en el caso de los ANR, y de $ 200 millones en el de los créditos a tasa subsidiada.
Por su parte, el director de Cadena de Suministro de Nestlé, Guillermo Fazio, explicó a Télam que la empresa viene «trabajando en esta iniciativa hace algún tiempo, buscando fomentar la producción nacional, a través del desarrollo de pymes».

«Nos permite ayudar al desarrollo de empresas locales para que ganen en términos de eficiencia, de costos, y que puedan acceder a estándares internacionales que se requieren para ser proveedores de nuestra industria», señaló Fazio.

Puntualizó que «el objetivo del programa Argen+ es generar pymes para abastecernos de materias primas e insumos locales», y añadió que también «se las ayuda a exportar, no sólo a Nestlé en otros países, sino también a otros mercados».

«Este año lanzamos dos tipos de leche de valor agregado. Venimos trabajando con 25 tambos locales y realizamos una inversión de US$ 16,5 millones. Conseguimos una leche orgánica certificada por la Organización Internacional Agropecuaria (OIA)», subrayó Fazio.

También destacó que Nestlé este año volvió a fabricar chocolates en la Argentina «a través de una pyme local», y señaló que «logramos trabajar con un proveedor local para reemplazar las tapas del frasco de Nescafé que eran importadas por otras producidas acá».

Por el lado de Carrefour, la cadena de supermercados presentó una convocatoria federal dirigida a pymes, pequeños productores locales y emprendimientos personales o familiares para incrementar su presencia como socios comerciales directos de la compañía.

«Como empresa confiable y responsable tenemos que seguir acompañando a las mipymes en sus iniciativas y desarrollo», afirmó Néstor Sist, director de Mercaderías y Logística de Carrefour, quien explicó que «se trata de una oportunidad que permitirá potenciar la producción local y generar empleo».

Carrefour tiene su marca propia del mismo nombre, con 107 proveedores, de los cuales el 98% son pymes fabricantes de alimentos, bebidas, artículos de limpieza e higiene personal.

En la convocatoria, la compañía incorporará empresas proveedoras de distintas categorías incluyendo productos frescos, de limpieza y perfumería, alimentos secos y congelados, aceites, bebidas y pan industrial, vajilla y cristalería; bagaje; productos eco amigables; rodados y juguetes de madera, indumentaria y productos textiles del hogar; electrodomésticos y tecnología.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202111/576154-proveedores-locales-sustitucion-importaciones-julieta-loustau.html

Compartir: