La Casa de Hermanos marca un cambio de paradigma en la asistencia social

El gobernador Juan Manzur recorrió durante la tarde del miércoles las obras de remodelación y revalorización que se llevan a cabo en un edificio de Yerba Buena, donde será inaugurado hoy jueves La Casa de Hermanos, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social. Allí, habitarán hermanos de la niñez tucumana que hoy se encuentran cuidados, pero separados por edad, en distintos dispositivos.

“Este es un cambio en la manera de asistir, un cambio de paradigma, un antes y un después, un punto de inflexión en la asistencia a los grupos sociales más vulnerables”, destacó el gobernador tras observar cada detalle que se tuvo en cuenta para reformar la antigua casona.

Acompañado por el diputado nacional Pablo Yedlin, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin y funcionarios de la cartera social; el primer mandatario destacó el valor de la obra y aseguró que “acá van a venir criaturas que son hermanos y por eso está adaptada la infraestructura con habitaciones para hermanos, asistencia para hermanos, con todas características que tiene que tener un lugar donde vengan estos niños con mucha problemática social y de las que el Estado se tiene que hacer cargo”.

La casa ubicada en avenida Aconquija 250 fue donada por Guillermina Leston de Guzmán. El Instituto de Puericultura Alfredo Guzmán y la casa de verano de la ex Sala Cuna,  funcionaron en el lugar anteriormente. La obra, destacan los especialistas, logró conservar de principio a fin el diseño y el sistema estructural original.

 “Esta obra va a significar que Tucumán esté a la vanguardia, no hay muchas obras ni instituciones de estas características en la Argentina. Va a estar puesta al servicio de un sector de las criaturas, sobre todos de quienes más lo necesitan”, enfatizó Manzur.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social aseguró que en el hogar se va a poder cuidar a los hermanos de manera proteccional “entre todo el gobierno provincial, pero también con los otros poderes. Hay que entender que buscamos siempre que el niño esté con su familia”.

Y, en este sentido agregó Yedlin que, el fin del sistema proteccional es que los niños estén bien, tengan sus derechos y que estén con sus familias. “A veces ´pasan situaciones muy complejas a tal grado que la Secretaria de Familia o la misma justicia nos pide que cuidemos a estos niños y niñas. Hacemos todo el esfuerzo para poder solucionar las dificultadas para que puedan volver lo antes posible a su entorno familiar, sino la justicia los pone en adopción”.

El Hogar contará con departamentos para alojar a los hermanos, un amplio comedor, patio techado, salas comunes y un enorme espacio verde que también fue conservado como marcan las normas de los edificios patrimoniales.

Fuente: https://www.comunicaciontucuman.gob.ar/noticia/gobernacion/205651/casa-hermanos-marca-cambio-paradigma-asistencia-social

Compartir: