Caso Guadalupe: el padre pidió ampliar su declaración

Efectivos policiales rastrillan en busca de la niña en la provincia de San Luis.  (Fuente: Télam)
Efectivos policiales rastrillan en busca de la niña en la provincia de San Luis. 

Eric Lucero, padre de Guadalupe, la nena de cinco años desaparecida desde el lunes en San Luis, pidió este sábado ampliar su declaración testimonial ante la Justicia, al tiempo que convocó a una marcha por el esclarecimiento del caso y la aparición de la pequeña.

«Me reservo el motivo, se lo diré al juez», afirmó ante la prensa al mediodía. Lucero agregó además que es «algo importante» y que no habló con la Policía al respecto. «Me llegan datos y ayer (por el viernesalguien me dio una gran pista que todavía no dije a la Policía», agregó. El hombre ponderó la actuación policial en el caso: «La Policía trabaja y ya agotó la información recibida». También dijo que su exesposa e hijo estaban en ese momento en la Cámara Gesell.

«Quiero a mi hija de vuelta con nosotros y la quiero con vida. Me gustaría saber que mi hija está bien», expresó Lucero, quien pidió a sus eventuales captores que «no le hagan daño, que si se sienten acorralados que la entreguen o la dejen en algún lado».

El hombre sostuvo que «no tiene antecedentes», afirmó que «nunca vendí droga ni acompañé a nadie a ningún lado llevando droga» e instó a que la Justicia abra otras vías de investigación para no centrarse únicamente en la sospecha de que se trate de una venganza narco o personal, lo que desestimó. Lucero trabaja en un hospital del sur de San Luis, donde realiza tareas de limpieza.

Lucero señaló que «la peor posibilidad» de encontrar a la niña sin vida está latente y comentó que con Yamila, su exmujer y madre de Guadalupe, «es desesperante vivir (esta situación) en carne propia».

«Estoy sin vida», afirmó Lucero sobre los cinco días que pasaron desde que la niña de cinco años desapareció del barrio 544 Viviendas ubicado al sur de la ciudad de San Luis cuando jugaba en la vereda de la casa de una tía, en un festejo de cumpleaños, cerca de las 20. 

El juez del caso, Ariel Parrillis, descartó la teoría de que se haya perdido y apuntó a un hecho de “privación de la libertad”, dado el testimonio de los chicos que jugaban con Guadalupe y afirmaron que se fue de la mano con una joven a la que nunca habían visto. Las cámaras de seguridad de un kiosco de esa cuadra detectaron a un auto negro y a una moto con dos personas «en actitud sospechosa». Los dos vehículos estaban allí a la hora en que se perdió el rastro de Guadalupe.

Más de 400 efectivos han participado de la búsqueda activa. Ya se hicieron más de 80 allanamientos, se activó el Alerta Sofía y Missing Children difundió la imagen de la nena. 

“Todavía no tengo información certera porque se está investigado. Aún no hay nada concreto. Como madre presiento, pero no lo puedo decir, no lo puedo exponer porque podría empeorar la situación. La Policía está al tanto de todo lo que yo sospecho. La persona que la tiene que se ponga un poco en mi lugar y me la devuelva”, dijo Yamila Cialone, la madre de Guadalupe. La mujer manifestó que tiene “un presentimiento sobre lo que pasó” pero expresó que no puede decir nada hasta que no recupere a la menor. “Entonces voy a aclarar las cosas”, subrayó.

El miércoles, 48 horas después de la desaparición, el Gobierno ofreció una recompensa de 2 millones de pesos por datos que permitan dar con el paradero de la menor.

Mientras, personal del Ejército Argentino se sumará a la sexta jornada de búsqueda. Los militares trabajarán con drones que sobrevolarán distintas zonas del territorio de San Luis para intentar dar con el paradero de la niña.

El operativo de búsqueda prevé para este sábado rastrillajes en las zonas suroeste y noroeste y se revisará el lecho del Dique Chico, drenado ayer, con el trabajo de bomberos voluntarios de Córdoba y Mendoza.

El suboficial inspector Lucas Chacón, a cargo de relaciones policiales, informó que “en las últimas horas, no hubo nuevos allanamientos”, y que el operativo de la jornada se centra en “seis zonas complejas que van a ser sectorizadas”.

Una parte de los efectivos fue asignada a los descampados que rodean el club Defensores del Oeste, con avenida España y Europa como punto de partida, mientras que otros volverán al extremo sur de la ciudad, en la zona comprendida entre ruta 3, ruta provincial 146 y la Autopista de las Serranías, en inmediaciones al barrio Estrella del Sur.

Los nuevos rastrillajes se iniciaron a las 9 y tuvieron como punto de partida las caballerizas de la Policía Montada, frente al edificio de Terrazas del Portezuelo, donde funciona la administración del Poder Ejecutivo local.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/349335-caso-guadalupe-el-padre-pidio-ampliar-su-declaracion

Compartir: