Hacer vacunas y aplicarlas en masa

 (Fuente: NA)

En lo que queda de mayo, el gobierno nacional espera tener vacunado, al menos con una dosis, a todos los mayores de 60 años del país y en buena parte de los distritos se avanzaría en los menores de 60 con enfermedades anteriores: diabetes, algunos tipos de obesidad, cardiovasculares, renales, respiratorias. Tanto la provincia de Buenos Aires como CABA creen que terminarán de aplicar la dosis 2 de Sinopharm durante la semana que empieza y la expectativa está puesta en el avión que viene de Moscú para seguir vacunando a nuevos ciudadanos. 

El Airbus de Aerolíneas Argentinas traería casi todas dosis 1 de la Sputnik V, pero en el Ministerio de Salud creen que también vendrán dosis 2, con lo que se completaría la vacunación de parte de las personas que recibieron la dosis 1 en marzo. El presidente Alberto Fernández dio a entender el viernes que podrían destrabarse vacunas de Oxford/AstraZeneca en los próximos días, además de las que vienen por el programa Covax de las Naciones Unidas, en tanto que la ministra Carla Vizzotti sostuvo que el proyecto de producción más avanzado es el de Sputnik, a cargo del laboratorio Richmond. Hay una versión de que la empresa que encabeza Marcelo Figueiras podría terminar un millón de dosis 1 y un millón de dosis 2 en junio. 

Vuelo

Como anticipó Página/12 el martes pasado, se concretó finalmente el vuelo a Moscú con llegada programada para este domingo. Hasta que no se cierran las puertas del avión nunca se sabe cual es la carga que trae. Según cuentan fuentes que tratan con el Instituto Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) el mecanismo consiste en que las autoridades argentinas hacen un pedido y los rusos van viendo lo que pueden enviar, teniendo en cuenta que la Sputnik V se convirtió en una especie de vedette internacional de las vacunas.

El pedido sigue siendo de alta proporción de dosis 1, porque la idea es seguir inmunizando -aunque sea con una dosis- a la mayor cantidad posible de ciudadanos, pero también se pidieron dosis 2 porque hay ciudadanos vacunados a principios de marzo a los que hay que aplicarles la segunda dosis antes de fin de este mes.

Durante abril vinieron dos millones de Sputnik V, todas de dosis 1, y en un promedio de 700.000 vacunas por vuelo. La expectativa es que ahora vengan algo así como un 70 por ciento de dosis 1 y un 30 por ciento de 2, pero eso recién se sabe cuando el avión despega del aeropuerto de Sheremetievo. Sea como fuere en este vuelo, la idea del Ministerio de Salud es ir trayendo de las dos dosis.

Light

Como se sabe, el Instituto Gamaleya presentó esta semana la Sputnik Light, que es básicamente la dosis 1 y que prevé una sola aplicación. En la presentación se aseguró que tiene una eficacia del 79,4 por ciento.

Este diario le preguntó a las autoridades de Salud si se podría desistir de aplicarle la segunda dosis a los ya vacunados con la dosis 1 de Sputnik V. La respuesta fue negativa. Lo que está aprobado por Anmat son las dos dosis, de manera que se cumplirá con completar la vacunación de todos los que ya recibieron la dosis 1 de la Sputnik V.

Hay una cuestión que sigue abierta y es que la Anmat apruebe la Sputnik Light. En ese caso posiblemente se haga la aplicación de la dosis única a partir de ese momento y a los menores de 60.

AstraZeneca

El jueves, la ministra Vizzotti anunció la llegada de 861.000 dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca. Buena parte de ese cargamento se utilizará para darle la segunda dosis a los que recibieron la vacuna india llamada Covishield, que es la misma que la de Oxford/AstraZeneca. Hubo 580.000 dosis de Covishield que llegaron el 17 de febrero, es decir que habrá una distancia de unos tres meses entre la dosis 1 y la dosis 2. La EMA europea dio el visto bueno en su momento a ese distanciamiento.

Lo dicho por Vizzotti el jueves fue reafirmado por Alberto Fernández un día más tarde. Pero el presidente dio a entender, además, que podrían venir más vacunas de Oxford/AstraZeneca “en los próximos días”.

En ese terreno hay tres negociaciones en marcha.

*La primera, es para que el propio laboratorio destrabe las 900.000 dosis que están varadas en Estados Unidos por un control de calidad. El elemento activo de esas vacunas fue fabricado en la Argentina y las primeras dosis debieron llegar a fines de marzo.

*La segunda negociación es con Washington para que libere las vacunas que AstraZeneca fabricó en Estados Unidos y que ese país no va a utilizar porque la FDA norteamericana aún no autorizó esa vacuna. Son casi 60 millones de dosis de las cuales a la Argentina debería venir, por contrato, el 20 por ciento.

*La tercera negociación también es con AstraZeneca: se supone que la parte final del proceso de producción, iniciado con la parte esencial en el laboratorio mAbxience de la Argentina, tendría ya que estar dando frutos y debería haber vacunas terminadas en Mexico.

Por lo que dio a entender el presidente, algunas de estas tres negociaciones tienen chances de prosperar “en los próximos días”.

Sinopharm

Como se sabe, a la Argentina llegaron dos millones de dosis entre el 24 y el 29 de abril. Son para completar la vacunación de todos los que recibieron la dosis 1 en los últimos días de febrero, primeros días de marzo y la primera quincena de abril.

En la provincia de Buenos Aires afirman que les falta aplicar la vacuna a unas 400.000 personas. Durante este fin de semana, se está mudando el servidor del Ministerio de Salud bonaerense y no se asignan turnos, pero el lunes -según afirma la cartera que lideran Daniel Gollán y Nicolás Kreplak- se mandarán las notificaciones a los 400.000 faltantes y la idea es que entre miércoles y domingo se termina de aplicar la dosis 2 de Sinopharm

En CABA, el ministerio de Salud que conduce Fernán Quirós, afirma que terminará de aplicar la dosis 2 de la vacuna china este mismo fin de semana.

Vacunación PBA

La provincia de Buenos Aires ya tiene vacunadas a 976.300 personas de entre 60 y 69, sin enfermedades previas. Le faltan vacunar 250.000 ciudadanos ya inscriptos. El Ministerio está pendiente de la llegada de vacunas, pero se supone que con lo que llega en el vuelo de Moscú podrían completar esa franja clave.

Un dato interesante es que la totalidad de los bonaerenses de 60 a 69 años son 1.980.000 (entre los que tienen y no tienen enfermedades previas). De ese total, no se inscribieron hasta ahora 240.000, o sea el 12 por ciento. Lo que se concluye es que la campaña anti-vacunas de Juntos por el Cambio pegó muy poco y que la Argentina tiene índices de rechazo mucho menores que, por ejemplo, Estados Unidos o Europa.

Ni bien se termine con los mayores de 60, tal vez en una semana más, la Provincia de Buenos Aires iniciará la vacunación de los menores de 60 con comorbilidades. La primera franja que recibirá citaciones serán los que tienen entre 50 y 59 años con enfermedades previas: son unos 280.000. Hay que aclarar que ya hay distritos en los que se empezó a citar y vacunar a ese grupo. 

Vacunación CABA

En la Ciudad de Buenos Aires faltan vacunar unas 45.000 personas de entre 60 y 64 años. Si en el avión que llega este domingo de Moscú vienen unas 500.000 dosis 1, el Ministerio de Salud porteño estaría en condiciones de enviar citaciones a 35.000, o sea estaría cerca de completar esa franja.

El siguiente grupo que será convocado a inscribirse -por supuesto que al ritmo que lleguen las vacunas a aplicar como dosis 1- es el de 55 a 59 años con enfermedades previas. Si todo evoluciona normalmente, es posible que les toque en los últimos diez días de mayo.

Producción

Los proyectos son esencialmente dos:

*La ministra Vizzotti sostuvo este sábado en CNN que lo más cercano es la finalización de la Sputnik V en una planta alquilada por el laboratorio Richmond, propiedad de Marcelo Figueiras. Para eso, el Instituto Gamaleya y el RDIF deberían enviar el elemento activo. No se habló de ninguna fecha, pero si Vizzotti afirma que está cerca, es posible que ella y la asesora Cecilia Nicolini, que son las que hablan con Moscú, tengan ya un indicio. El rumor es que una primera partida del elemento activo de dosis 1 y de dosis 2 llegaría a fin de mes y permitiría producir un millón de cada una de las dosis para mediados o fines de junio.

*El propio embajador de China en la Argentina informó el lunes que se llegó a acuerdos entre Sinopharm y Sinergium-Biontech para terminar la vacuna china en la modernísima planta que existe en Garín y que es propiedad de las familias Bagó, Sielecki y Sigman. En el diálogo en el que participaron el embajador chino, el embajador argentino en Pekin Sabino Vaca Narvaja, la ministra Vizzotti, la asesora Nicolini y directivos de ambas empresas se habló de la posibilidad de empezar las operaciones en junio. Para que eso sea viable, hay que arreglar cuestiones técnicas y firmar un contrato, tal vez esta misma semana. Según los voceros de Sinergium, tienen la posibilidad de terminar un millón de dosis semanales a partir de junio.

Parece bastante claro que el modelo a seguir es el del Reino Unido, que tiene vacunada con una dosis al 52 por ciento de su población y el 25 por ciento con las dos dosis. La base fue la vacuna de Oxford/AstraZeneca, cuyo laboratorio tiene base en Cambridge. Eso le permitió bajar la cantidad de fallecidos por día de 1200 a 12, con algunos días de sólo cuatro fallecidos. La Argentina todavía está lejos de esos porcentajes, pero ya tiene un buen avance sobre las edades de riesgo y un población mucho más joven.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/340522-hacer-vacunas-y-aplicarlas-en-masa

Compartir: