La bizarra presentación del último libro de Carrió: el «entierro» de un locro, un reto a Mario Negri y su versión de O Sole Mio

Con anédotas de distintos momentos de su vida, Elisa Carrió presentó un libro de 18 mil páginas y 27 tomos que recopila toda su actividad legislativa.
Con anédotas de distintos momentos de su vida, Elisa Carrió presentó un libro de 18 mil páginas y 27 tomos que recopila toda su actividad legislativa. 

Con anécdotas de distintos momentos de su vida, Elisa Carrió presentó un libro de 18 mil páginas y 27 tomos que recopila toda su actividad legislativa. Lo hizo en forma remota, pero rodeada de los dirigentes que la acompañaron en distintas etapas. Fue casi un cumpleaños, con la líder de la Coalición Cívica-ARI interrumpiendocontando anécdotas, estallando en carcajadas y hasta cantando«No cedimos a alianzas que podían comprometer nuestra historia, salvo casos excepcionales para sacar a la Argentina del fascismo de Cristina», definió en el único momento en que hubo un atisbo de alusión al expresidente Mauricio Macri. Prácticamente no hubo referencias –ni de ella, ni de otros– a los cuatro años de Cambiemos. Carrió aclaró que ya no volverá a la vida parlamentaria, pero dijo: «Mi gran sueño es seguir luchando por la argentina». No hubo más señales de que esté pensando en volver a ser candidata.

Fue una presentación virtual a través de sus cuentas de YouTube y Facebook. La siguieron en vivo unas 350 personas por YouTube.

Lo que se presentaba era Mi legado político, una compilación de su trabajo legislativo desde 1994 hasta 2020. El libro, que tiene más de 18 mil páginas, fue producido con ayuda de la historiadora Cecilia Di Francesco se está publicando en formato digital. Se puede ver en http://www.elisacarrioeditora.com.ar/. Eso sí, con tiempo y paciencia, porque son 27 tomos de los cuales ya están disponibles en ese formato digital unos 17. Antes, Carrió había publicado Yo amo la República (2015) y Vida (2019), en el mismo año en que Cristina Fernández de Kirchner publicó Sinceramente.

Este último libro reúne toda la tarea legislativa de Carrió, lo que incluye su paso por la convencional constituyente de 1994, las denuncias penales a todo el mundo, informes y pedidos de juicio político presentados durante sus veintiséis años de vida política. También, algunas entrevistas de la historiadora a la dirigente política. Carrió contó que el libro tomó tres años de «trabajo esclavo». En el primer párrafo del primero tomo, se lee: «Resulta evidente que el universo Carrió está lleno de intrigas e interrogantes: ¿cómo llegó a ser la primera mujer candidata a la presidencia de Argentina? ¿Cómo logró ganar la banca de diputada en cada ocasión en que se presentó? ¿Le robaron el triunfo en las elecciones presidenciales de 2007? ¿Por qué siempre estuvo sola en las denuncias sobre corrupción y narcotráfico».

Desde una mesa, sentada codo a codo con su dirigentes de la CC-ARI (todas y todos con barbijos, menos la persona que iba hablando), Carrió arrancó la presentación haciendo alusión explícita al día elegido: «Lo hice un 8 de diciembre porque mi carrera política no se explicaría sin la razón y sin la fe». Al poco de hablar, Lilita se puso  sus anteojos oscuros (porque tienen aumento) y ya no se los sacó. Fue presentando a quienes la acompañaban como, Elsa «Tata» Quiroz. «Con ella fundamos Argentin… ¿cómo era?», preguntó por la sigla del ARI. También mencionó a Adrián Pérez, Fernando Sánchez, Maximiliano Ferraro, Paula Oliveto, «Mis jefes de gabinete», los presentó. «Falta Marcela Rodríguez, a quien quiero homenajear aunque estemos distanciadas», indicó sobre quien fuera una de sus dirigentes clave, pero hace tiempo que no se hablan.  Eran muchas y muchos los que dejaron su espacio político. En otro momento, Carrió dijo: «La CC dio la primera gobernadora mujer de esta Nación». No la nombró, pero era Fabiana Ríos, con quien se distanció también al poco tiempo de que llegó al poder en Tierra del Fuego.

«No sé si está Negri, hay que controlarlo a Negri. Me pone nerviosa que no esté. Que salude», lo retó al dirigente radical. Y más tarde: «Lo veo con cara de aburrido a Negri».  «Andábamos con Pichetto armando los artículos (de la Constitución). Y Negri tenía bastón porque se cayó un avión y casi pierde la vida. Y como lo vi a Negri con bastón, me conseguí uno, porque si Negri tenía bastón, yo también», lo incluyó en una de las anécdotas. «Estoy en una ancianidad espléndida. Creo que cumplo 68, no, 64...», indicó la dirigente, quien recordó la convencional constituyente de 1994: «Comimos, nos divertimos y escribimos la Constitución. En la convencional, comíamos siempre bife de chorizo. Mi mamá quería que adelgazara y todas mis asesoras engordaron. Íbamos al bar de Del Sel. ¡Divino Miguel Del Sel!».

En un clima de viejas amigas que recuerdan anécdotas, con Carrió se alternaron sus dirigentes, que la cubrieron de flores y de historias. Por ejemplo, la senadora bonaerense Elisa Carca dijo: «Lilita es un antes y un después en la política argentina. Todas las noches salíamos de fiesta con ella. Eramos jóvenes. Alfredo Bravo era uno de nuestros compañeros de andanzas. Tomábamos alcohol. Nunca derrapamos. A la mañana, la llamaba siempre Magdalena (Ruiz Guiñazú) y Lilita se dormía en la tanda«.

O «Tata» Quiróz: «Estábamos en Ushuaia y nos quedó ir a un locro que hacían en una escuela. Lilita no daba más. Entonces, pidió que le traigan el locro al hotel. Y le trajeron una olla enorme, gigantesca. (El entonces vocero de Carrió) Matías Mendez se fue, porque le daba vergüenza. Comimos. Pero el tema era qué hacíamos con la olla. Entonces, a Lilita se le ocurre enterrar al locro. Lo enterramos adentro del placard». En el medio de la charla, se metió un gato en la escena. Una de las dirigentes se dedicó a acariciarlo. Carrió interrumpió a todas las oradoras y estallaba en carcajadas, pedía más anécdotas. Era como un cumpleaños.  Carrió hasta se puso cantar en dos oportunidades. «Oooo sole miooo», coreó en un momento. Nadie se animó a seguirla.

Tuvo una intervención fallida el dirigente Gustavo Gutiérrez, quien la acompañó en una formula presidencial: «Les voy a contar anédota graciosa.  En la comisión de Lavado tuvimos una sesión secreta…». «No cuentes esa anécdota, Gustavo. ¡No cuentes el nombre del testigo! ¡El Me too nos mata! ¡Suspendido, Gutiérrez! ¡Suspendido!», lo interrumpió Carrió, hasta que consiguió que no hable más.  Por su parte, Adrián Pérez, con quien Carrió estuvo distanciada durante todo el gobierno de Macri, dijo: «Lilita siempre luchó por un gran país de clase media. Y nos enseñó eso. Después cada uno puede haber elegido desde donde».

Carrió cerró su presentación, con un mensaje para la juventud: «Si se corren de los principios, resucito de entre los muertos y les pego». «La vida es un juego. Hay que saber dónde jugar. Nos divertimos mucho. Nos peleamos mucho. La victoria es el camino. Eso es lo que nunca entendió la dirigencia política. No pagamos precios por llegar al poder. Dimos la vida por la República», indicó la dirigente de la Coalición Cívica. «No estoy ya en la vida diaria de un parlamento que a veces abruma por su mediocridad», indicó Carrió, quien no dio señales de que vaya a ser candidata el año próximo. Contó que va a dar online seminarios en el Instituto Hannah Arendt como «Paradojas de la luz».

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/310676-la-bizarra-presentacion-del-ultimo-libro-de-carrio-el-entier

Compartir: